Agustín Salas ha sido, sin ninguna duda, el mejor nadador cántabro de todos los tiempos. Campeón de España de 200 mariposa (grupo de edad 15 años) en Tenerife 1978; medalla de plata en el Ocho Naciones (1979, 200 mariposa); medalla de plata en el Meeting Internacional de Lisboa (1979, 100 mariposa); campeón de España absoluto 200 mariposa en 1980; séptimo en el campeonato de Europa absoluto (1980); decimoctavo en el europeo de Split (1981); campeón de España absoluto de invierno 1981 (200 mariposa)… Múltiples veces internacional y nominado al Alerta de Plata en 1975, 1977, 1978, 1979, 1980, 1981 y 1982.

Pues bien, su mejor heredero, nuestro Javier de la Hera, batió el sábado 10 de enero de 2015 su marca regional de 100 mariposa, dejándola en 57.93 (el tiempo de Agustín era de 57.95). Una marca de casi treinta y tres años. Una marca histórica. Una marca que sólo estaba a la altura de los grandes campeones.

A la altura de Javier de la Hera.


.